11 claves para la vida exitosa de un arquitecto.

11 claves para la vida exitosa de un arquitecto.

Como estudiantes y profesionistas nos enfocamos cada día en ser mejores y el tiempo que estamos viviendo nos impulsa a prepararnos cada día para poder lograrlo, LA CLAVE DEL ÉXITO no llega a nosotros de la nada, hay que trabajar para obtenerla, a continuación, te presentamos 11 cosas que por más sencillas que parezcan siempre es bueno retomarlas para no darse por vencido.

 

  1. Empezar a prepararte en tu carrera.

Aunque parezca complicado, cuando te propones una meta y verdaderamente sabes que es lo que vas a estudiar, es bueno que en cuanto termines tus estudios de educación media superior comiences a capacitarte en la licenciatura o ingeniería a la que te vas a enfocar.

  1. Oficinas de la “vieja guardia”

Los jóvenes son el futuro, las empresas tienen que abrazar las ideas, la energía y el entusiasmo de los jóvenes. Asegúrate de que los jóvenes profesionales sean valorizados en las oficinas donde te estén entrevistando para un empleo de medio tiempo o tiempo completo.

  1. Networking = La clave para el progreso

Conoce a todos en la comunidad arquitectónica y campos afines (todas las edades y niveles de experiencia). No subestimes el valor de las afiliaciones y otras las redes de oportunidades para hacer contactos, recuerda que siempre es bueno saberse relacionar con todo tipo de personas, trabajamos para la sociedad y el relacionarnos es fundamental.

  1. La sustentabilidad es tu legado y oportunidad

Si te esfuerzas por aprender mucho acerca de la sostenibilidad, durante la escuela, serás capaz de compartir sus conocimientos con los profesionales actuales, generando respeto,toma la iniciativa de sostenibilidad dentro de la oficina donde trabajas,Conviértete en un LEED Green Associate, durante la escuela.

Y aun que creas que es imposible y que no te va a servir de nada, ten en cuenta que el mundo donde vivimos esta cambiando y hoy en día buscar la sustentabilidad en todas nuestras actividades diarias es nuestro deber.

  1. Construye comunidades.

Sólo el 2% puede permitirse los servicios de un arquitecto, ¿Qué estás haciendo para ayudar al otro 98%? Involúcrate en tu comunidad.

No es cuestión de convertirnos en activistas ni nada por el estilo, se trata de contribuir con la sociedad, mostrar lo que tu estas haciendo para causar un buen impacto y poco a poco ese 2% puede ir aumentando.

  1. Salva la profesión.

Los arquitectos no son compensados ​​justamente debido a que el público en general no valora (o no sabe) lo que hacemos. Enseña, comparte, muestra y demuestra a otros cómo contribuir a mejorar el mundo.

  1. La educación no termina en la escuela

Debes estudiar continuamente para mantenerte a la vanguardia de los materiales, sistemas y tecnología, todos los días aprendemos algo nuevo, especialmente en esta carrera debemos de estar en constante renovación, saber un poco de todo nunca esta demás.

  1. Mentor/ Asesor/tutor

Ayuda a enseñar a la próxima generación, Seguro aprenderás algo en este proceso, y la razón por la que te uniste a esta profesión será recordada, pues al enseñar a alguien que esta iniciando te ayudará a ti también a recordar y transmitir los aprendizajes que ya has adquirido y de igual forma, si buscas asesoría en alguien de periodo superiores al tuyo, reforzarás y generarás conocimientos siempre útiles.

  1. Nunca te conviertas en un gruñón

Continuamente inspírate por las generaciones más jóvenes y aprovecha su optimismo y energía, sé un empleado o jefe positivo y optimista.

Los arquitectos damos soluciones, no generamos problemas, además darle la tranquilidad al cliente de que todo va a salir bien. Con actitudes positivas hacia nuestros proyectos, manteniendo el temblé ante la situación.

  1. Corrige algo

El mundo está lleno de problemas, Elige una o dos cosas, y arréglalas.

No basta con identificar el problema y quejarte por que esta mal, si no buscando la solución adecuada para el beneficio propio y de los demás, no te quedes sin hacer nada, si no existe créalo, si está mal arréglalo, si le falta algo mejóralo.

  1. Ama lo que haces

La arquitectura debe servir a los demás a través del diseño del entorno construido. Asegúrate de que tu trabajo es lo mejor que puede llegar a ser, a través de tu servicio a los demás y contribuye a un mundo más integrado, hacerlo con gusto aunque las cosas se pongan difíciles nunca será un problema, recuerda que el diseño más fácil siempre es una caja, pero los arquitectos no diseñamos cajas, creamos ambientes, construimos sueños.

 

Anuncios