COCINAS

ANTECEDENTES

Como centro de trabajo nació la cocina en los más remotos tiempos, probablemente con el mismo origen del hombre; y como centro de trabajo continúa y continuara con el devenir de los siglos, lo que cambiara es la aportación humana.

La vivienda primitiva del hombre prehistórico estaba cerca del agua potable, que necesitaba beber. Se buscaba la proximidad de un río, lago o manantial, pero el agua en un principio solo era utilizada para apagar la sed, pero más tarde se aprovechó para lavar los alimentos y posteriormente para cocer los mismos.

 

 

PLANTEAMIENTO INICIAL

Lo primero que deberá hacerse en el momento de plantearse el proyecto de una cocina, bien sea de nueva planta o de una remodelación para modernizar, será trazar el cuadro correspondiente a ciertas exigencias.

Se puede considerar dos grupos:

  • Funcional
  • Económico

FUNCIONAL

En ella se asumen ciertas condiciones en cuanto a limpieza y mantenimiento, por ejemplo:

  • La seguridad de las acometidas de electricidad y agua sea correcta.
  • Contar con superficie suficiente para los pasos circulatorios internos
  • Solucionar los problemas de aislamiento térmico y acústico
  • Proyectar un sistema de iluminación suficiente y agradable
  • Afrontar la ventilación y un sistema adecuado de evacuación

ECONÓMICO

  • El presupuesto que en un principio se destina para la instalación de la cocina, incluidos todos los servicios ajenos.
  • Los gastos de mantenimiento, reparaciones y amortización que se presupone.

 

SUPERFICIE MÍNIMA

La superficie mínima de una cocina es variable según la clase de vivienda, el uso y el numero de personas que habitan en ella.

A propuesta del consejo económico y social de las naciones unidas, las superficies mínimas referidas al número de ocupantes se reflejan en la siguiente tabla.

AERT

Una cocina excesivamente grande puede plantear problemas de instalación, sobre todo de presupuesto, por la necesidad de cubrir espacios con armarios y muebles que no tiene una función específica.

DISTRIBUCIÓN

Son tres los elementos fundamentales que constituyen la base de la cocina a los que se denominan centros de trabajo, zonas o sectores.

  • Centro de cocción
  • Centro de lavado
  • Centro de almacenamiento

Existen otros dos sectores auxiliares.

  • Centro de preparación
  • Centro de utensilios

TRIÁNGULO DE TRABAJO.

Al diseñar una cocina, es básica la ubicación del área de cocción, el lavaplatos y el refrigerador, (área caliente, húmeda y fría), que unidos deben formal lo que se conoce como “Triángulo de trabajo”. En cada vértice de ese triángulo o alrededor de ellos, se realizan las principales actividades de la cocina,  (Cocinar, limpiar y conservar alimentos).

R3TBG

TRIÁNGULO DE COCINA

DISTRIBUCIÓN EN L

Facilita la continuidad entre las superficies de trabajo y asegura desplazamientos y transiciones cortas. Permite optimizar el tiempo y el trabajo conjunto de más de una persona.

 

 

cocinas-en-L-modernas-piedra

 

DISTRIBUCIÓN LINEAL

Es ideal para espacios reducidos. Impone desplazamientos laterales continuos durante todo el proceso de elaboración de alimentos.

hd_cocina_00-1

COCINA LINEAL

DISTRIBUCIÓN EN DOBLE LÍNEA

Obliga a trabajar de manera alternada entre dos superficies opuestas. Requiere de movimientos continuos.

casa-doble-personalidad-3

COCINA EN DOBLE LÍNEA

CON ISLA DE TRABAJO

Es la mejor alternativa para cocinas amplias. Puedes tener un triángulo de trabajo despejado, gran superficie para guardar utensilios y preparar alimentos. Se recomienda dejar un espacio de 90 cm de ancho para facilitar el paso.

isla-de-trabajo-y-barra-de-desayunos_ampliacion

ISLA DE TRABAJO

 

FUENTES:

COCINA DELIRANTE

LIBRO: PROYECTOS E INSTALACIÓN DE COCINAS – AUTOR: JUAN DE CUSA – NO. PÁG. 352 –  EDITORIAL: CEAC – 1960

LIBRO: PROYECTOS E INSTALACIÓN DE COCINAS – AUTOR: ISABEL CASTELLANO – NO. PÁG. 272 – EDITORIAL: CEAC – PUBLICACIÓN: 18/09/2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios