Lo que debes saber cuando vas a buscar trabajo

Este artículo puede parecerte diferente a lo que usualmente escribimos, pero en esta ocasión queremos compartirte experiencias y consejos que pueden ayudarte en el proceso de búsqueda de empleo, tal vez te sientas identificado o tal vez no, pero creemos que este artículo te puede servir de ayuda y motivarte, no va dirigido a ninguna empresa y mucho menos queremos desmotivarte, nuestro fin siempre ha sido ayudarte e informarte.

Hablamos puntualmente del proceso de búsqueda, selección, y contratación de empleo. Seguramente ya has oído hablar de las pruebas psicométricas, y recursos humanos, y si no has oído, bueno te recomendamos que investigues un poco acerca de estas pruebas, y sobre todo que busques las siguientes:

*Prueba de Otis

*Prueba de spiral.

*Prueba de Clever.

Te lo comentamos desde ahora, en el 90% de las empresas en su mayoría son las pruebas que te harán y sí,  pudieran parecer una pérdida de tiempo, y tal vez tengas razón, porque no consideramos que una prueba de “Intelectualidad” pueda determinar tú nivel de talento, sin embargo es un requisito que te recomendamos debes manejar y dominar en su totalidad, te sugerimos  que siempre que vayas a aplicar para una vacante busques la página, Facebook, o alguna referencia, y busques inmediatamente los valores de esta empresa pues te aseguramos que sus pruebas psicométricas estarán basadas en los valores de esta misma así como en su visión. Otra técnica que te ayudará mucho es, que busques el Facebook o de preferencia el LinkedIn del gerente o algún miembro del cuerpo o departamento de recursos humanos, estos en su mayoría tendrán cursos, diplomados o inclusive especialidades en las pruebas que te harán, un ejemplo claro son las pruebas por competencias; así que te aconsejamos que de acuerdo a los cursos que ellos tengan busques de que tratan estos, seguro irás un paso adelante y no solo más preparado a la entrevista si no seguro de ti mismo.

Por su puesto que las pruebas psicométricas no son determinantes en un proceso y mucho menos si de arquitectura se trata (ahí entran otros aspectos como tu portafolio, curriculum, etc. Y por supuesto como te vendas).

Otro aspecto que debes tener en cuenta son las trampas de la empresa, y  vaya este es un aspecto delicado, pues hay varios “asteriscos” o “letras chiquitas” que las empresas quieren evitar que sepas, vamos por partes.

El tema del salario, puesto que en estas situaciones te pueden manejar los salarios tanto netos como brutos, siendo más claros, el neto es lo que aparecerá en tu tarjeta de nómina cada semana o quincena, y lo bruto es la cantidad de tu salario incluyendo prestaciones. Así que te recomendamos siempre preguntes cual será tu salario neto, para que puedas saber si te conviene económicamente hablando.

Otro aspecto muy importante es Nunca des nada por hecho hasta que no firmes ningún contrato, definitivamente no te confíes, conocemos bastantes casos donde las empresas te dicen que ya eres básicamente el próximo elemento que contratarán y desafortunadamente a la mera hora te dicen “seguimos con las entrevistas” o que “buscarán mas candidatos”, esto  quizá es lo mas desalentador y “doloroso”, pues juegan con tus ilusiones, sentimientos y demás y es peor aún cuando te hacen perder tiempo, pero te diremos algo…¡No te desanimes!, hay una frase coloquial que dice “Lo que es para ti, aunque te quites y lo que no es para ti, aunque te pongas”, refiriéndonos al hecho de que a veces se cierra una puerta, pero ten por seguro que se abrirán más, si es cierto no te eligieron, pero ¿sabes qué? Eso puede ser lo mejor que te puede pasar quizá la vida te tiene preparado algo mucho mejor. No pierdas el animo campeón, sabemos que esta etapa puede ser quizá la más difícil que has vivido hasta ahora, pero, vaya una vez un gran científico dijo “Mientras haya vida, hay esperanza”.

Para finalizar este articulo creemos apropiado aconsejarte que aproveches al máximo la universidad (si es que aún estas estudiando), pregunta todas las dudas que tengas, ¡nunca te quedes con una duda! Y mejor aún si puedes trabajar mientras estudias ¡aprovéchalo!, te aseguramos que será la mejor decisión que puedas tomar.

Y por supuesto cuando obtengas ese puesto que buscas, da lo mejor de ti, es ahí cuando te debes poner a pensar todo lo que pasaste para llegar donde estás, y si ya estas ahí y estás leyendo eso entonces no olvides lo feo que es que te rechacen que te ilusionen así que mi colega arquitecto, no hagas lo mismo, no ilusiones, no juegues con los sentimientos y el tiempo de las personas y sobre todo se humilde, recuerda siempre… Que tu trabajo hable por ti. Persiste insiste y nunca desistas.

Anuncios