Arquitectura Bioclimática: Generalidades

El concepto de bioclimática en la arquitectura está estrechamente relacionando con la construcción ecológica, dado que ambas buscan un objetivo en común y es el diseño de estructuras o procesos de edificación que sean responsables con el medio ambiente. La bioclimática busca un equilibrio entre el diseño y el confort que ofrezca el proyecto a realizarse, siempre y cuando se utilicen adecuadamente los recursos naturales disponibles y con ello disminuir el impacto ambiental.

Fuente: ECOHABITAR

Sus principales características son:

  • La orientación: se diseña tomando en cuenta la posición del sol para aprovechar al máximo la luz solar.
  • Soleamiento y protección solar: en este punto y dependiendo de la región en que se esté construyendo, los vidrios deberán contar con protección solar para disminuir la entrada de la radiación solar.
  • Aislamiento térmico: muros gruesos, edificios enterrados o semi enterrados; son algunas de las técnicas de construcción utilizadas para conseguir un correcto aislamiento térmico, que deberá retener el calor o impedir su entrada dependiendo de la estación del año.
  • Ventilación cruzada: con el objetivo de crear una buena ventilación en todas las áreas de la construcción
Fuente: Sostenibilidad

El costo de una casa bioclimática no implica un aumento considerado respecto al costo de una convencional, pero las casas construidas en lugares con climas templados han mostrado un aumento en los costos que van del 5 al 15 %. Estas casas no necesitan de la instalación de sistemas mecánicos de climatización, ya que juega con los elementos arquitectónicos que permiten incrementar el rendimiento energético y conseguir una armonía orgánica. 

Fuente: Madera y Construcción

Puntos a considerar

  1. Utilización de materiales naturales con grandes ventajas como aislante térmico para que cause un menor impacto en el medio ambiente comparado con la construcción tradicional.
  2. Ventilación correcta y aislamiento de las paredes, por lo que aumentará la eficiencia en el mantenimiento de la temperatura.
  3. Integrar energías limpias.
  4. Orientación de la construcción para el máximo aprovechamiento de las horas de luz.
  5. Intentar reciclar todos los residuos.
  6. Aprovechamiento máximo de la distribución en los espacios de la casa para construir.
  7. Elementos exteriores pueden ser de gran ayuda, como toldos o persianas, o pérgolas.
  8. Elegir colores claros que permitan mayor ahorro de luz.
  9. Si se dispone de jardín, optar por árboles de hoja caduca.
  10. Incorporar la red de agua caliente también como elemento calefactor del hogar.

Sostenibilidad

Madera y Construcción

ECOHABITAR